Los adenoides son glándulas que están en la garganta detrás de la nariz y el techo de la boca. Son parte del sistema inmunológico del cuerpo.

Los adenoides atrapan los gérmenes en la nariz antes de que puedan causar enfermedades. Sin embargo, estas glándulas pueden hincharse al combatir las bacterias o los virus.

Cuando esto sucede, los adenoides pueden agrandarse e interferir con la respiración y el sueño. También pueden sentir dolor.

as adenoides inflamadas o infectadas pueden dificultar la respiración y causar estos problemas:

Nariz muy tapada

Ronquidos y problemas para dormir bien por la noche.

Glándulas inflamadas en el cuello

Problemas de oído

En el consultorio el médico te preguntará cómo se sienten tus oídos, nariz y garganta, y luego las examinará. Tu médico también sentirá tu cuello cerca de la mandíbula.

Para verificar el tamaño de los adenoides, es posible que el médico te pida que se te hagas una radiografía o te mire por la nariz con un pequeño telescopio. Si parece que los adenoides están infectados, el médico puede administrarte un antibiótico.

A veces, los médicos recomiendan quitar los adenoides si el medicamento no ayuda o si enferman mucho a un niño. Pero, un especialista tiene que darte el diagnóstico, así que llama a Dr. Vicente Miramontes Arroyo.